en Novas

Este lunes entra en vigor la nueva obligación por parte de las empresas del registro diario de las jornadas laborales de sus trabajadores. El real decreto tiene como objetivo controlar los posibles excesos de horas extra en las empresas que, según la Encuesta de Población Activa, acumula más de 5 millones de “extra” cada semana.

Sin embargo, la normativa no aclara la manera en la cual las compañías deben realizar estos controles, simplemente señala que se debe registrar el horario concreto del inicio y final de la jornada laboral por el mecanismo que cada empresa acuerde con los representantes de los trabajadores o en su defecto, el que decida el empresario. Esta sentencia deja a elección de las empresas la realización de sus controles vía manual (o escrita) o mediante sistemas informatizados.

De no cumplir con este real decreto, se aplicarían multas de 6.250 euros.

Para facilitar la adaptación, el Ministerio de Trabajo ha publicado la “Guía sobre el Registro de la Jornada” para aportar toda la información posible ante esta nueva ley. Quien desee consultarla, podrá descargar el PDF mediante este enlace.

Fuente: EFE, El Español.

Artigos recentes